domingo, 30 de agosto de 2009


Ya que todos hablan de Stallman...

En estos días he estado leyendo muchas de las notas que ha dado Richard Stallman en su visita a la Argentina. Por un lado estoy completamente de acuerdo con las opiniones vertidas en la revista ñ, aunque otras frases que dijo a La Nación son un poco consternantes.

A nivel teórico estoy completamente de acuerdo con la ideología que plantea Richard, Todo gobierno y sistema educativo público debería estar basado en software libre, dado que se basan en la misma idea de compartir el conocimiento para el mejoramiento de toda la sociedad.

Yo también soy pesimista y pienso que aunque esta idea vale la pena trabajar para que suceda es estrictamente una utopía. Siempre habrá empresas que intentarán mantener cierta información para si mismos. Para ponerlo en un ejemplo que siempre plantea el padre de GNU: La mayoría de las personas disfruta cocinando, alterando las recetas y pasando las recetas a otras personas… pero sigue habiendo otros como la famosa bebida cola que llevan más de 100 años reteniendo el secreto industrial de la fabricación de esa bebida.

Volviendo al ámbito de la computación es enorme el avance que se ha logrado: grandes compañías lanzan proyectos de código abierto, (aunque también tengan proyectos completamente privativos y estén orgullosos de ello).

Como bien dijo Richard en Ñ: las personas deben ser libres de poder elegir. Pero a eso le agregaria, “libres de elegir lo que mejor resultado le de, sea libre o privativo”. Demonizar a aquellos que solo adoptan parcialmente el software libre, o atacar a las companías que tienen elementos privativos no solo no es fructifero, sino que produce el efecto contrario: alimentan la agresión, las campañas de prensa plagadas de verdades a medias, los mensajes Troll en todo foro o blog en el que se arme un debate sobre el tema. Debemos dedicarnos a mejorar los productos y ofrecer información para ayudar a quienes quieran hacer una transición, aunque sea progresiva o parcial al software libre.

Yo solo puedo dar el ejemplo de Vamox y las reacciones de un público completamente acostumbrado a usar software privativo, aunque se trate de una universidad pública: La idea que usar S.L. los va a aislar del resto de la gente, que necesitará tiempo para aprender nuevos programas y que no podrá hacer lo mismo que antes es demasiado aterrador para hacer el cambio. Y ser éticamente correcto no es muy útil cuando tengo que llevar un archivo a una imprenta y me lo piden en Corel X3. Si vamos a usar la teoría de Sastre y "Mi libertad se termina donde empieza la de los demás" debemos tolerar que nuestros clientes y proveedores no tengan la misma ideología sobre el tema. De hecho algunos clientes confiarán en que nosotros no publicaremos logos y diseños de la empresa que podrían ser usados por imitadores y falsificadores, otros diseñadores nos venderán fuentes para que las usemos bajo la misma licencia en que se la vendió, y así podría dar muchos ejemplos más.

Como ya dije en un post anterior debemos ser más tolerantes con el software privativo, también deberíamos ser tolerantes a aquellos que como quien escribe, usa el software libre como herramienta de trabajo, pero a veces debe usar algunas cosas no tan libres para poder trabajar dia a dia con otras personas que no piensan como yo.


PD: Intentaré ir a verlo cuando esté en MdP, pero por el infimo tamaño del lugar a donde va a estar, veo dificil que pueda entrar toda la gente. Después les cuento.