sábado, 4 de marzo de 2017


Nuestras virtures son nuestros peores defectos

 Este debería ser un artículo para celebrar los 10 años de Vamox, el éxito de este proyecto, como mejoró el uso el uso de software libre, pero en vez de eso me puse a escribir sobre mi frustrante situación
Ya hace tiempo que tengo la idea de hacer un taller sobre herramientas de producción gráfica, pensándolo para diferente públicos: estudiantes de diseño, profesionales de otras disciplinas, emprendedores...
Hace unos dias me llegó un mail a mi casilla de un lugar X (al que hace mucho ofrecí dar charlas de copyleft y soft libre y nunca respondieron) sobre un curso de "diseño gráfico" de 9 meses, con software propietario, y dictado por un programador. Que le llamen de la misma manera que una carrera de grado y que el profesor no sea diseñador debería ofender a la agrupación de diseñadores que dice representar los intereses de los profesionales, especialmente cuando ellos ejercieron de jurado cuando lugar X hizo un concurso para rediseñar su logo.
Por otro lado esta institución, que en otros contextos dice combatir la piratería, cuando se refiere a tener un ingreso de dinero es capaz de dejar todo escrúpulo de lado.
Yo soy un (ponga el adjetivo que prefiera) que pone la ética por delante del lucro, no me identificaria como un pedagogo, cuando no estudié el profesorado o programador cuando hace años que dejé de luchar con Turbo Pascal / Actionscript 2.

Sigo esperando el trabajo en el que me paguen por mis conocimientos y trabajo, mientras otros lucran con lo opuesto: abusando de la ignorancia de unos, y robando el trabajo de otros.
Publicar un comentario